lunes, 9 de febrero de 2009

El clásico de los clásicos.


Napoleón de Bruno Leibovitz para Le Cimier, en 54mm. Posiblemente la mejor figura de Napoleón esculpida jamás. Por encima incluso de las de escalas superiores. La imagen de Napoleón que todos tenemos en mente: ¡Le petit cabron!


¿Qué haces si te trae un cliente este viejo kit que ya has pintado un montón de veces? ¡Pues pintarlo de nuevo, naturalmente!
Acrílicos Modelcolor y la técnica habitual.
Un nuevo placer.

3 comentarios:

M i K e L dijo...

Precioso te ha quedado. Por cierto, debía ser muy bajito, y es que los pequeños somos malos, pero malos malos, eh!
La peana también es preciosa.

kanif dijo...

Soléis preguntar lo de las lentes de aumento. No las utilizo, por ahora. La figura mide 54mm de altura, y su cabeza unos 6mm, su cara 5, un ojo 1mm de ancho por 0,4 de alto, el iris 0,3 de diámetro. Puedo pintarlo a simple vista con un pincel bien afilado 00 (es una medida) y aplicarle dos tonos a la pupila, 0,2mm.
Es cuestión de cómo de cerca puedas enfocar.
Ahora, cuando estoy descansado, enfoco a 15 cm de mis ojos. Hace diez años, seguramente a 8.
Cuando no pueda enfocar ni a 20, necesitaré gafas.

Necio Hutopo dijo...

Anda, ese no es Napoleón... no tiene la mano etida en la solapa del saco.