domingo, 25 de enero de 2009

Mi trabajo paso a paso. (Ahora comprenderán algunos)

En esta entrada voy a mostrar el trabajo que habitualmente realizo cuando pinto un kit por encargo. Podría servir como tutorial, pues es el procedimiento estándar para el montaje y pintura de cualquier figura de metal blanco. Por cierto, el metal blanco es una aleación de estaño, plomo y antimonio, de la que están compuestas las figuras actuales; antes se llamaban soldaditos de plomo, por tener mucho más de ese componente.
La figura representa a un Oficial del 17º Rto. de Lanceros ingleses de 1890, y se trata de un Kit en metal blanco de la marca inglesa Bonapartes, en 100mm, una escala grande.

La caja presenta en su exterior este aspecto, nada atractivo. Con la foto de la figura imprimada en blanco en la portada y nada más. Tuve que buscar información en internet para añadirle esa ilustración en color.



Al abrirla nos encontramos con un kit fundido en un excelente metal, acabados finos y escasas rebabas, y una fotocopia en blanco y negro con dibujos y texto en inglés como única documentación.



Se comprueba que está todo y que ninguna pieza está deteriorada.



Ahora procedo a eliminar la línea de molde de cada pieza, empleando una cuchilla que hago pasar sobre ella nivelando la superficie. Utilizo el filo y la punta para quitar las rebabas de los pliegues y los sobrantes.



Después, con un cepillo de cerdas de latón, froto las piezas una a una, eliminando el polvo de desmoldeado y puliendo posibles rugosidades. Incido especialmente en las zonas de montaje de las piezas, para conseguir una superficie rugosa que facilitará la adherencia de la cola.



Monto la figura pegando las piezas que pueda pintar fácilmente en conjunto. En este caso dejo aparte el "sabretache" y las correas pues me dificultarían la pintura del pantalón, sobre todo por su largo y fino galón. La pego con cianocrilato, cola quebradiza que posibilita su despegado posterior, sobre un taco de trabajo.



Imprimo la pieza con esmalte mate de Humbrol que facilitará el agarre de las siguientes capas de pintura acrílica y revelará posibles imperfecciones en su superficie. Doy una capa fina, evitando la acumulación de pintura en los huecos. Si tras su secado se observasen imperfecciones evidentes, se corregirían y se volvería a imprimar la zona.


Cuando la imprimación ha secado bien comienzo la pintura con acrílicos Model Color. En la foto puede verse la fuente de porcelana que uso como paleta, con colores ya dispuestos, un par de pinceles (marta sintética) que usaré en el proceso, y el prospecto guía de la caja.
Normalmente doy dos capas del tono medio por cada zona de distinto color. Si esto no garantizase el cubrimiento e intensidad del tono, daría otras hasta lograrlo. Siempre comienzo por las grandes superficies y trabajo en varias a la vez a medida que van secando.


Luego me centro en la mayor de ellas y aplico la técnica de subidas de luces, esto es, con pintura más clara pinto donde más incide la luz, atendiendo a una iluminación cenital, donde el foco de luz proviene de arriba. Doy las capas que sean necesarias, restringiendo cada vez más la zona de aplicación, ciñéndome cada vez más a la cúspide de las arrugas, hasta que los pliegues ganan volumen. Luego, con un color más oscuro que el tono medio, repaso las zonas de más oscuridad, en una suerte de proceso inverso, para acabar con un tono muy oscuro en los huecos profundos y las superficies a contraluz.
Hago esto con cada superficie de distinto color.


En esta foto ya puede verse la figura en un estado muy avanzado. Para diferenciar bien las distintas superficies y detalles, perfilo con un color muy oscuro las distintas zonas. Elementos como cordones, botones, correas etc, son así resaltados. Aplico barnices o pinturas satinadas en partes de cuero brillante como botas o correas, para diferenciar los diversos materiales.
Luego comienzo con la cara, dando dos capas finas de un tono de carne oscura.


Sigo aplicando luces en las zonas más prominentes aclarando el tono base con carne media. También doy tonos rosados a las mejillas y labios y comienzo a oscurecer cejas, pelo, patillas y bigotes si los hubiera.

Perfilo los ojos y coloco las pupilas intentando dar dirección a la mirada. Subo las luces máximas con carne clara, y añado brillos a los labios. Perfilo bigotes, cejas y añado luces puntuales con rayados, intentando dar sensación de pelos. Añado también las sombras máximas en los labios, entrecejo, orejas y huecos del cabello. Doy un repaso general a la cara para ver si la he dotado de expresión humana.

Añado los detalles metálicos de casco, hebillas y botones, (no mostrados aquí) con varias capas de acrílicos metalizados, hasta obtener el aspecto de metal requerido. Luego hago un repaso general de la figura, retocando luces, sombras o zonas poco definidas si fuera necesario.

Por último despego la figura del bloque de trabajo y la pego en su peana definitiva.

Bueno, ya veis que cuando decimos simplemente, -voy a pintar un soldadito- en realidad hay mucho más trabajo detrás. Luego se discute con el comprador coleccionista y, con suerte, se la lleva satisfecho ja ja ja.
Otro día trataré con más detalle algunos aspectos.
¡Aquí me tenéis para comentar lo que queráis!

7 comentarios:

dijo...

太棒了!!

Murat dijo...

Amigo o amiga (sospecho lo último) china.
Gracias por su interés. Desgraciadamente no entendí una verga.

Eulalia dijo...

¡Joer! ¡Vaya curro! Yo que pensaba que eso de pintar soldaditos era coser y cantar.
Muy buenos esos trabajos.
¿Porqué no cuelgas las imágenes en Facebook? Una pasada.
Saludos.

Necio Hutopo dijo...

Jo... Y mira que la técnica no vanza hacia donde debería..: Que ya sería hora que inventaran un photoshop para coloreado de figuras reales... O mejor no, que se nos queda sin trabajo.

Jaime dijo...

Me parece un trabajo estupendo.
El color azul del uniforme, de lujo.
Un saludo

Jaime

M i K e L dijo...

Yo quiero ver las gafas que utilizas, que tendrán unas lupas monstruosas, y además dado que te acercas a la cuarentena, tu presbicia irá avanzando día a día y necesitarás unos verdaderos microscopios para poder pintar ojos, cejas o bigote.

Otra cosa que puede sonar extraño: ¿hay figuras desnudas?

kanif dijo...

Hay figuras desnudas, Mikel, ¡Muchas! Preferentemente mujeres. Hay incluso una marca, Mascot Models, que tiene escenas de sadomaso.