jueves, 12 de febrero de 2009

Figura manga.

Un día me regalaron esta obscenidad. Es una figura de plástico de una marca japonesa que representa a una de las protagonistas femeninas de un manga erótico que jamás he visto.
Abajo una de las cajas que formaban el regalo.

El material es un plástico elástico, casi goma dura, brillante y semitrasparente. Un material extraño para pintar. Lo imprimé con esmalte mate, pero decidí pintarlo con acrílicos Hidralux satinados, pues quería mantener la esencia artificiosa y plástica de la figura. También evité el excesivo contraste en las sombras, por el mismo motivo.

Aquí el plástico de otra figura, precariamente escaneado. se puede observar el profuso despiece.

La superficie era escurridiza y los degradados no quedaron todo lo uniformes que hubiera deseado.

Ya puestos a pintar una obscenidad, decidí hacerlo lo más obsceno posible, practicando las transparencias.


Tengo un par por pintar, que emplearé para alegrar mi vejez, ja ja ja
Un abrazo.

2 comentarios:

Necio Hutopo dijo...

Sí... Claro... Alegrías de las vejes... aja

M i K e L dijo...

Oye, pues estará exagerada, será en exceso longuilínea, pero tiene morbo la japonesita. Y los otros dos ¿qué son? ¿japonesitas? ¿donostiarras? De Bilbao, pues???