domingo, 17 de febrero de 2008

Ashigaru 15th Japan de WARRIORCLASS


Pinto pocas figuras de 90mm, menos aún de resina y además detesto los samurais, así que cuando me propusieron esta, mi primera intención fue rechazarla... pero la foto mostraba una pose interesante, la marca era nueva para mí... así que decidí darle una oportunidad y abrir la caja.

De entrada llama la atención el color de la resina, gris en vez del habitual beige. Luego la calidad superficial, sin burbujas, con escasas líneas de molde y un acabado fino. El asunto de los bebederos, mal endémico de las piezas de resina, ya es otro cantar: en la naguinata es prácticamente imposible eliminarlos sin dañar la pieza, amén de que la cuchilla de esta aparecía torcida... No se deben elaborar piezas tan delgadas en ese material.

El modelado me convenció: es realista, detallado, proporcionado, y la cabeza es una pequeña obra de arte... en fin, que la acepté, la pinté y salió lo que podéis ver en la foto.


2 comentarios:

egurza dijo...

Le falta el casco para recibir...

kanif dijo...

¡Mi primer comentarista! ¡Te has ganado el Premio Kolleja, que te daré en nuestra próxima comparecencia en AGME!