miércoles, 12 de noviembre de 2008

Carga de infantería carlista de la 1ª guerra


La escena representa una pequeña sección de un batallón de infantería carlista aragonesa durante una carga. El abanderado porta una de las primeras enseñas que tuvo el ejército carlista, seda blanca con el lema: Viva la Religión Viva Carlos V.

La figuras han sido transformadas a partir de kits en plomo de Los Carlistas de Jorge, de la juguetería Antón, y sólo el abanderado conserva su postura original. Con una observación atenta se puede llegar a descubrir que el infante de la derecha y el de la izquierda han sido realizados a partir de la misma pieza.

El terreno ha sido modelado con masilla epoxídica y las figuras imprimadas con esmalte mate y pintadas con acrílicos Modelcolor.

2 comentarios:

M i K e L dijo...

Pues te ha quedado de vicio, colega! Me sorprende que en la pancarta ponga "Viva la religión", valientes meapilas los carlistas. Yo no veo que haya dos soldaditos hechos con la misma pieza. ¿Pieza de qué?

kanif dijo...

El infante Don Carlos, que pretendía ser Carlos 5º, usaba como banderín de enganche para su causa que iba a defender la religión frente a los liberales, que eran sospechosos de querer abolirla. Las primeras banderas de los batallones las improvisaron, los carlistas no tenían demasiados recursos, y con que fueran llamativas y estimulantes para la tropa les valían. En el País Vasco, además de la religión, la promesa de defender los fueros hacía alistarse a los muchachos.

El cuerpo de las dos figuras es el mismo, pero he cambiado las cabezas y los brazos, una no lleva el capote sobre la mochila, y he doblado las piernas para que den el paso con distinto apoyo. Pero si te fijas en el torso verás que es el mismo.