lunes, 3 de marzo de 2008

El Olonés

Este tipo que nos mira arrogante y desdeñoso es el mayor bastardo que surcó los mares. No voy a glosar aquí sus aventuras ya que en la red hay páginas y páginas sobre él. Tan sólo diré que posiblemente sea el primer caso de psicopatía asesina documentado de la historia. Eso, o una ambición desmedida...
Sea como fuere, lo que me ocupa ahora es esta figura.



No la podéis encontrar en los comercios pues se trata de una pieza original que modeló mi amigo Roberto de la que se fabricaron unos garaje-kits de una tirada muy limitada. Lo cual no obsta para que se haya visto en algunas revistas del género, después de clasificar bien en concursos europeos.
El original fue modelado en 54mm con las habituales masillas epoxídicas y la que podéis ver en la foto es una copia en plomo, imprimada con esmalte mate, y pintada, por el que escribe, con acrílicos Model Color, con la habitual técnica de subidas de luces.

Me parece una pieza excepcional, pero si hubiera que encontrarle algún defecto, con la venia de Roberto, yo diría que es un poco paticorto. Aunque quizá este cabronazo fuera bajito... ya sabéis lo que se dice de los tipos de corta estatura...

4 comentarios:

mikel dijo...

"con la habitual técnica de subidas de luces"
J*der, Kanif... y tan habitual que todos sabemos qué es, como lo de los pernos esos que comentas más abajo.

Oye, y yo también soy pequeño, que mucho le das tú a eso de los centímetros, badulaque!

Murat dijo...

No seas tan susceptible con la estatura, Mikel; yo tampoco soy muy alto.
Tengo previsto explicar las técnicas básicas de la pintura de soldaditos cuando tenga tiempo y ganas.
Mientras tanto, para abrir boca, diré que los volúmenes que veis en la figura son realzados pintando con tonos más oscuros lo huecos y con otros más claros las cúspides. En eso consiste, básicamente, la técnica de "Subidas de luces" Realza mucho los relieves de los objetos pequeños.(La figura mide 54mm de alto)
Por ejemplo, la casaca que veis, tiene unos siete tonos de verde, desde el más oscuro al más claro, fundidos convenientemente.

mikel dijo...

Y los pinceles para hacer esa maravilla en una figura de 54 mm tendrán que ser milimétricos, claro. Y el pulso nada parecido al mío que sería un pésimo ladrón de panderetas. Admirable lo tuyo.

Jaime dijo...

Desde luego debe ser una auténtica pasada pitar una figura original (vamos, recién salida del horno)

Enhorabuena. Me gusta mucho tu trabajo

Jaime